Ellos no pueden si no les dejamos

“El grado de ilsamofóbia de la sociedad catalana es muy elevado”. Esto es lo que afirmó el periodista Manu Pérez Browne en un coloquio que realizó en la UAO el pasado lunes. Esta frase me hizo reflexionar mucho sobre la importancia que tiene la religión en la integración de un colectivo en la sociedad. Muchas veces hemos escuchado palabras de rechazo para la comunidad islamista o hacia otras religiones que comparten territorio actualmente con nosotros.

Caminando por la calle observamos como mucha gente se aparta de mujeres con pañuelo o incluso como éstas chicas son expulsadas de colegios por el hecho de llevar puesto el hiyab. La religión es un punto clave de integración y también muchas veces un obstáculo para muchos. El problema de base es la aceptación. Si nosotros no aceptamos a un colectivo, sea por religión, creencias o ideales, muy difícilmente estos puedan integrarse. Es tan sencillo como analizar el porqué estas personas no se adaptan en nuestra sociedad. Si mostramos rechazo hacia un grupo concreto y lo apartamos de nuestro sistema, ellos crean una coraza que impide que podamos relacionarnos con ellos y compartir impresiones.

Cuando provienes de un país distinto, con una religión distinta y llegas, por necesidad o el motivo que sea, a otro país, automáticamente buscas a personas con tu mismo origen para relacionarte. Difícilmente tus primeras amistades son del país al que has llegado, sino que buscas a compatriotas con los que te sea más fácil entablar una relación. Una vez una mujer peruana me contó que cuando llegó a España, siempre que veía a alguna persona peruana por la calle, la abrazaba y se ponía a llorar. Esto, que nos parece tan extraño y que quizás nosotros no llegamos a entender, es algo totalmente normal cuando llegas a un sitio del que no conoces absolutamente nada, quizás solo la lengua, como es el caso de los inmigrantes sudamericanos. Esta actitud se vuelve todavía más exagerada cuando se trata de inmigrantes que no tienen nada en común con el país de destino, ni siquiera la lengua. Es el caso de los musulmanes que en este caso la religión es otro punto de diferenciación con occidente. Ellos llegan a España y enseguida acuden a las mezquitas, porque saben que allí encontraran a gente con la que compartir sus creencias y su modo de vida. La pregunta es ¿por qué son los musulmanes los que tienen más dificultades para integrarse? Pues la respuesta es muy sencilla, por la religión.

Aparentemente, el islam es una religión que muchos de nosotros no podemos entender, es tan distinta a los ideales que tenemos en occidente que lo primero que hacemos es rechazarla y cuando escuchamos la palabra Islam nos aterrorizamos y lo asociamos a machismo, terrorismo, etc. Yo solo necesité un año para darme cuenta de la riqueza de esta religión. Cuando entré en la Universidad de Barcelona a estudiar filología árabe, al contrario que pasa con ellos, yo era la extraña. Yo era la única persona cristiana de esa aula. Al contrario que hacemos nosotros con ellos, me aceptaron desde un principio y yo me integré a pesar de ser tan distinta. Viví con ellos el ramadán, vivía con ellos cuando se iban del bar porque tenían que pregar, yo era de las pocas chicas que no llevaba hiyab… era todo el contrario de cómo es hoy en día la convivencia en las aulas con chicos y chicas musulmanes. En ningún momento me sentí desplazada, quizás únicamente por la lengua. En seguida empecé a conocer más sobre su religión y a darme cuenta que su vida giraba en torno a sus creencias, que ellos vivían con y para el Islam y era una arraigo tan fuerte que yo no podía entender.

La misma frase que nos dijo Manu Pérez, la había escuchado miles de veces de la boca de mis compañeros cuando yo les preguntaba el porqué no se relacionaban con chicos y chicas que no fueran musulmanes. En ese momento me di cuenta hasta qué punto la religión es un factor importante a la hora de integrarse en una sociedad, y que muchas veces por desconocimiento o prejuicio somos nosotros los culpables de que ellos no puedan integrarse.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s